Mis 6 reglas de oro para viajar con toddlers.

No hay nada más hermoso que viajar. Nada puede hacernos crecer tanto en tan poco tiempo. Viajando te conoces a ti mismo y conoces el mundo, pero está claro, clarísimo que una cosa es viajar y otra cosa completamente diferente es viajar con niños pequeños.

Existen 3 etapas de viajar con niños:

La primera empieza con un recién nacido dormilón que lo único que necesita en el mundo es su mamá y su lechita. Estará completamente feliz en su coche por horas siempre y cuando no tenga frío, su mamá esté cerca y tenga pañales limpios.

Otra etapa empieza más o menos a los 3 años, a esta edad los niños tienen la madurez suficiente como para entender que están viajando, que estas calles, ese barco gigante, ese edificio y estos jardines no los van a volver a ver en muuuucho tiempo. Se emocionan cuando se suben a un tren por primera vez y lo disfrutan con locura.

Ahora, hay una edad en la mitad. Esa que empieza un poco antes de que puedan caminar solos, en la que quieren descubrir el mundo, pero por mundo entiendase lo que está exactamente frente a sus ojos. Esta edad difícil en la que saben lo que quieren, pero no tienen idea de como decirlo. E incluso a veces no están tan seguros de lo que quieren pero de todos modos van a gritar para obtenerlo por si acaso.

Esta es la edad Mateo, su idea de diversión es correr sin rumbo fijo y sin medir el peligro y podría pasarse todo el día (no estoy exagerando) subiendo y bajando las gradas en la entrada de un edificio cualquiera sin importar si estamos en Madrid, Salamanca, Tokio, nombra la ciudad y el subirá y bajará las mismas dos gradas todo el día.

1

Entonces la vida nos puso aquí, en Europa, tan cerca de tantas ciudades hermosas, sin tanto en el bolsillo pero con mucho por conocer y con un niño inquieto de año y medio. No hemos viajado tanto como quisiéramos, pero creo que tenemos suficiente experiencia como para compartir nuestra peque- guía de viaje con niños pequeños:

Catedral de salamanca 2

1. Debes empezar el viaje sabiendo que vas a conocer lo que se pueda y no más. Atrás quedaron esos días de mochilero en los que te ponías el despertador a las 6 am y salías sin desayunar porque querías recorrer Roma COMPLETA en dos días. ¡Ya! Eso con niños no se puede. Y cuando digo no se puede, no quiero sentenciarte, quiero prepararte para ese momento en el que tengas que decidir salirte de la fila para entrar al Museo del Prado a dos metros de la entrada porque tu bebé no puede más. Es mejor que planifiques tu día con más calma, con más espacio en cada actividad. Nosotros escogemos una o dos actividades que queremos si o sí hacer ese día y el resto lo vamos haciendo sobre la marcha. 

Castillo-Segobia-3.jpg

2. Intercala actividades de adultos y actividades de niños.
La mayoría de los blogs de viaje que he leído te recomienda hacer una actividad de adulto por día. Generalmente en la mañana cuando lo niños están frescos y dejar el resto del día para jugar en el parque o en la piscina. Nosotros no podemos darnos el lujo de pasar el día en los jueguitos del parque, entonces intercalamos. Un museito aburrido por la mañana, una caminata-carrera por el muelle, una visita aburrida a las ruinas, un parque con jueguitos para niños. La idea es darles espacio para descargar toda esa energía que guardan sentados en el coche.

Oporto-4

3. Lleva más agua y más comida de la que crees que vas a necesitar.
Nosotros llevamos una mochila con una botella de agua, dos sánduches y dos frutas picadas. Además, durante el día compramos yogur o galletas para reemplazar lo que ya se ha comido. La idea es que siempre tengas a mano comida que ofrecer y no tengas que salir corriendo a comprar el sánduche más caro del mundo porque te agarraron de sorpresa. Además llevar la comida siempre hará que sea más saludable que comprar unas papas fritas de emergencia.

Goloso-5

4. Invierte en un buen coche para tu viaje.
Nuestro coche es el peor coche del mundo, lo compré de emergencia una hora antes de que salga nuestro vuelo y me costo $30. Tiene las llantas del tamaño de canicas y se atranca en absolutamente cualquier mini grieta, por donde sea que lo mires tiene algo roto o safado y parece que en cualquier momento se rinde para siempre. Así que escúchame cuando te digo, si vas a viajar con tu bebé asegúrate de que el coche sea tu mejor amigo porque lo vas a usar:

  • Llantas grandes
  • Espacio para guardar cositas.
  • Sombrilla
  • Si es posible empujarlo con una sola mano mucho mejor.

Oporto-en-coche-6

5. Olvídate de todos los horarios menos los de la comida.
A mi me pasa que cuando viajo estoy tan maravillada por las cosas que veo que me paso el día con café, unas galletas y un helado y a la noche estoy que ladro del hambre, con bajón de azúcar y mal genio.

A los niños les pasa igual, solo que el berrinche en esos casos es incontenible. Mateo llega a un punto en el que no sabe si dormir o comer y entra en loop interminable. Nosotros dejamos que Mateo haga sus siestas en el coche y las aprovechamos para conocer algún museo y en cuanto se despierta le ofrecemos algo de comer. No importa si es la hora del almuerzo y tu estás ofreciendo fruta, lo importante es mantener esas pancitas llenas.

Madrid-Puerta-del-Sol-7.jpg

6. No te limites.
¿Quieres salir a caminar por la noche pero es hora de dormir? Pijama y al coche.¿Quieres comer en un restaurante especial pero no encuentras nada en el menú como para tu bebé? Compra en el restaurante de lado y trae, pide que te preparen algo o saca de tu mochila. ¿Quieres entrar a una exposición de arte moderno? Planifica la entrada a la hora de la siesta y anda directo al grano. ¿Quieres subir una torre medieval de 200 escalones? Haz turnos para quedarte afuera con el niño, o como nosotros hicimos, a los brazos del papá y aguantarse el berrinche.

Oporto-los-dos-8

Sácale provecho a tu viaje, disfruta de lo inesperado, toma muchas fotos y cuéntame si es que te sirvieron mis consejos. 🙂

2 comentarios sobre “Mis 6 reglas de oro para viajar con toddlers.

Agrega el tuyo

  1. Lindo relato! Me gustaría saber cómo sería viajar a Disney con un niño de 4 años . Yo no lo he querido llevar antes para evitar el estrés de los pañales y que no sepa caminar . Y confío en que de 4 años podemos pasear hasta el cansancio!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

ChiquitosyBebes.com | Quito, Ecuador

Blog de maternidad y aventuras con los niños en Ecuador

mamásconpeques

El amor puede cambiar el mundo! hagámoslo juntas, ¿me acompañas?

COMMEMEMUCHO

Recetas de cocina casera de toda la vida, sabrosas, asequibles y sencillas

Petite Lover

DISEÑO, MATERNIDAD Y LIFESTYLE

Writing and Illustrating

Sharing Information About Writing and Illustrating for Children

Dernhelm

Illustrator & Writer

A %d blogueros les gusta esto: