Parecía que la montaña rusa del viaje terminaba en el Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito en una piscina de terribles 23 horas de viaje con un niño de 1 año.

Le pedí recomendaciones a todo aquel que se me cruzó y la verdad es que las recomendaciones se resumían en: ¨Prepárate para las peores 23 horas de tu vida.¨ Así, sin suavizarme la cosa, sin mentiras piadosas, la gente me decía que seguramente iba a ser el peor viaje de mi vida.

Así que a pesar de la emoción por lo que se venía y la tristeza de despedirme de mis papás en el aeropuerto lo único que verdaderamente podía sentir era pánico al despegue.

Ni bien llegamos al aeropuerto me di cuenta de que teníamos más equipaje del que podíamos cargar Javier y yo solos. Y digo me di cuenta, porque hasta ese momento no había pensado que al llegar a Madrid estaríamos solos. Teníamos 4 maletas grandes, 2 maletas de mano con computadoras y cosas delicadas dentro, 1 pañalera, un coche plegable y un bebé. Y solo cuatro manos. En Quito esto no fue un problema, solo chequeamos el equipaje y nos olvidamos hasta Madrid, pero hasta Madrid nada más.

Una vez sentados en el avión recuperé mi fe en la humanidad al darme cuenta de que el mundo entero sabe lo difícil que es viajar con niños pequeños. Todos están dispuestos a darte una mano, o por lo menos a cederte el paso. Comimos, vimos unos videítos en la tablet, jugamos con los cinturones de seguridad y de pronto Mateo se acomodó en los brazos del papá y se durmió. Lo acostamos en el piso a nuestros pies y lo siguiente que supo fue que estábamos por aterrizar y era hora de levantarse. ¡Ajá, así de bien! Mateo durmió 11 horas de las 13 de vuelo y nosotros dormimos lo que se pudo con los pies enroscados para hacerle espacio.

Por cosas de la vida no teníamos el vuelo directo del que tanto hablamos, teníamos una escala en Amsterdam. UNA ESCALA DE 7 HORAS. 7 horas con un pequeño demonio que en mi cabeza para este punto del viaje estaría que no puede más del cansancio. Pero resulta que el Schiphol de Amsterdam es oficialmente el mejor aeropuerto del mundo. Al llegar nos informaron que existe una sala de bebés donde puedes bañar y cambiar a tu retoño, calentar comida, y acostarlo a dormir en cunas privadas y lo mejor de todo. ¡Estaba vacío! Además hay exposiciones de arte, juegos para niños, y millón tiendas como para no aburrirte 7 horas. Nosotros estábamos exhaustos, pero Mateo no. J

Siguiente paso: Madrid. Llegamos a las 11 pm. Estábamos muertos y no cabíamos en cualquier taxi, teníamos que esperar uno grande. Al fin llegamos al departamento de mi tía y después de arrastrar las maletas de dos en dos haciendo escalas cada 20 metros y meter las maletas en el ascensor, nada fácil. Llegamos y lo único que queríamos era una cama. Mateo no sabía bien si tenía sueño o no, pero apagamos las luces y hasta mañana. ¡Éxito!
A la mañana siguiente llamamos un taxi, grande para que entre todo el equipaje, y por fin llegamos a la estación Sur de Autobús de Madrid. Ya solo faltan 2 horitas en bus pensé. ¿Se acuerdan que no podíamos con todo el equipaje solos? ¨Si yo empujo el coche y jalo estas dos maletas puedo acomodar una más aquí.¨ ¨Si tu llevas esto, y yo llevo estas dos…¨ Era verdad no podíamos con todo. No había forma.
De pronto mi novio cargó el solo al hombro 2 maletas y se acomodó para arrastrar 2 más.
– Vamos. Me dijo, y yo solo podía agradecer al universo por permitirnos viajar juntos.

Las ciudades nuevas siempre se me hacen gigantes, luego las voy conociendo y poco a poco se achican. Pero al llegar a la estación de autobús de Salamanca sentía que era una ciudad enorme. Ahora que lo pienso seguro nos veíamos medio bobos parados ahí con tanta maleta. Viaje ligero no es precisamente lo que hicimos, pero ya estamos aquí los 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

ChiquitosyBebes.com | Quito, Ecuador

Blog de maternidad y aventuras con los niños en Ecuador

mamásconpeques

El amor puede cambiar el mundo! hagámoslo juntas, ¿me acompañas?

COMMEMEMUCHO

Recetas de cocina casera de toda la vida, sabrosas, asequibles y sencillas

Petite Lover

DISEÑO, MATERNIDAD Y LIFESTYLE

Writing and Illustrating

Sharing Information About Writing and Illustrating for Children

Dernhelm

Illustrator & Writer

A %d blogueros les gusta esto: