De paseo a la casa del Venado

Hace tiempo decidí que quiero salir de la ciudad con mi peque lo más que pueda. Quiero llevarlo a conocer todos los animales posibles, que juegue con toda hierba, barro, musgo que encuentre. Quiero que bote hojitas por un arroyito y que haga carreras con la corriente. Sé que eso no es fácil, que probablemente tenga que yo misma meterme en el barro y sea yo la que empiece las carreras en el río pero estoy dispuesta a embarrarme las manos y las rodillas todo lo que sea necesario.

Los recuerdos más felices que tengo de mi infancia son de paseos los domingos, de subirnos los 5 en el auto sin saber bien a donde vamos, morirme del frío en el Cotopaxi porque no sabíamos que iba a hacer tanto frío y mi papá saltando conmigo para calentarnos, mojarme las medias y las medias de repuesto y regresar a la casa descalza en el auto.

Quiero repetir eso para Mateo, posiblemente me cueste mucho más despegarlo del iPad, pero igual quiero intentar y sé que para eso tenemos que empezar temprano. ¡Desde ya!

Este paseo no fue de mucha aventura que digamos, pero es un principio. Había visto una que otra foto de gente posando con venados en Facebook y me ganó la novelería. Yo nunca había visto un venado de cerca, así que A la Casa del Venado fuimos.

El lugar está a unos pocos minutos antes de llegar a Cayambe desde Quito. Del Museo de la Mitad del Mundo Quitsato 100 metros más adelante hay un letrero y un camino de tierra que te lleva directo a al criadero.

El lugar es todo lo que promete, hay venados por todo lado y uno puede comprar un vasito con zanahorias cortadas para darles de comer. Aparentemente los venados aman las zanahorias. También hay animales de granja, llamas, vaconas, gallinas con sus pollitos, pavos, conejos, todos ahí para que los niños los vean y los acaricien. La verdad es que nosotros disfrutamos mucho la visita, super recomendado para niños pequeños. Sé que tienen caminatas por la propiedad donde se puede ver a los venados libres pero nosotros no la pudimos hacer.

Si algo malo le encontré al lugar es que evidentemente esta también es la casa de los dueños del criadero y el lugar es un poco “artesanal” por así decirlo. Además de ver conejos y gallinas vez la ropa en el tendedero de los dueños de casa y los corrales de los animalitos no son de primera. También les falta limpieza sobretodo en las zonas donde entra la gente a alimentar a los venados. Les dieron de comer una mano de verde y botaron a un lado los restos en una pila de restos sin recoger que seguramente lleva ahí desde que abrieron las puertas al público.

Pero en general es un buen sitio para ir en familia y disfrutar con niños de los animales.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

ChiquitosyBebes.com | Quito, Ecuador

Blog de maternidad y aventuras con los niños en Ecuador

mamásconpeques

El amor puede cambiar el mundo! hagámoslo juntas, ¿me acompañas?

COMMEMEMUCHO

Recetas de cocina casera de toda la vida, sabrosas, asequibles y sencillas

Petite Lover

DISEÑO, MATERNIDAD Y LIFESTYLE

Writing and Illustrating

Sharing Information About Writing and Illustrating for Children

Dernhelm

Illustrator & Writer

A %d blogueros les gusta esto: